Google+ Por Nuestros Niños....: Pinzamiento tardio del cordon umbilical: efectos beneficiosos.

Buscar en este blog

Cargando...

sábado, 20 de marzo de 2010

Pinzamiento tardio del cordon umbilical: efectos beneficiosos.

Un breve retraso en el pinzamiento del cordón da como resultado   aproximadamente 10 a 15 ml kg de sangre adicional   del cordón,  para el Recien Nacido de  muy bajo peso al nacer (MBPN) , sin colocar al bebé en mayor riesgo.  Aladangady et al. encontró que los niños con pinzamiento tardío del cordón (PTC) obtuvieron cantidades variables de sangre adicionales, con una media de 12 kg ml en  un tiempo de  30 a 90 segundos de los bebés nacidos  por parto vaginal y cesárea. Varios efectos beneficiosos de PTC se ha demostrado en neonatos prematuros. En un meta-análisis de ensayos controlados aleatorios sobre PTC en recién nacidos prematuros, Rabe, et al. encontraron una menor necesidad de transfusión y una menor tasa de hemorragia intraventricular (HIV) sin evidencia de efectos adversos. Nuestro ensayo controlado aleatorio  también demostraron que los bebés en el grupo de PTC había HIV significativamente menor y sepsis de aparición tardía , con una ventaja para los bebés varones para ambos resultados. HIV, infecciones y el sexo masculino han sido los factores  que se asocian con resultados adversos del desarrollo neurológico de los recién nacidos prematuros. A priori, la hipótesis de que los recién nacidos con muy bajo peso PTC tendría un mejor funcionamiento  motor a los 7 meses de edad corregida, en comparación con los niños con muy bajo peso pinzamiento inmediato del cordón (PIC). La hipótesis se basa en el concepto de que los niños con PTC tiene más flujo de células rojas de sangre al cerebro (la corteza motora), por lo tanto una mejor prestación de oxígeno en los días iniciales en sus años de vida  y que el PTC se asocia con tasas de disminución de la morbilidad neonatal. Además, la menor incidencia de hemorragia intraventricular y sepsis puede reflejarse en un mejor rendimiento motor a los 7 meses.
El error fue enunciado muy claramente hace más de 200 años:
"Otra cosa muy perjudicial para el niño es pinzar y cortar demasiado pronto el cordón umbilical, que debería dejarse intacto no sólo hasta el niño haya respirado varias veces, sino hasta que su latido haya cesado por completo. De otra forma, el bebé es mucho más débil de lo que podría haber sido, puesto que en la placenta se queda una cantidad de sangre restante que debía estar en su cuerpo".
Erasmus Darwin (abuelo de Charles Darwin), Zoonimia (1801)

Descargar el articulo original AQUI 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada