Google+ Por Nuestros Niños....: Función social del Pediatra

Buscar en este blog

Cargando...

miércoles, 3 de marzo de 2010

Función social del Pediatra

En las numerosas áreas de la actividad profesional medica, la pediatría es la mas bella, porque lidia con la mas bella edad de la humanidad, los niños.  Los niños una serie de encantos que se va despojando a medida que crece y se desarrolla hasta llegar a la edad adulta.  Los atributos que hacen la belleza de los niños, es su espontaneidad, gracia, naturalidad, sonrisas, por eso todo belleza y hermosura sigue siendo privilegio de los niños y de las crianzas en general.
  Contemplar una crianza y lidiar con ella, son placeres que no se agotan, se comparan con la contemplación de las flores, el reventar de la olas en las rocas, los atardeceres con cielos y nubes como los que vemos en nuestra costa caribe, constituyen la columna dorsal de la vocación pediátrica y sustentan todo el conjunto de la actividad del pediatra, y la prueba más importante es no impacientarse con el llanto, mas bien tratar de encontrar  la patología, que le produce el llanto. El ejercicio de la pediatría puede ser comparado a la vida de un árbol, cuyas raíces, son las fuerzas espirituales que animan al pediatra, la mas profunda es la de cuidar de la crianza, por el sentimiento de apego, que los niños producen, ellos son los mas frágiles de la criaturas, aquellas que depende de todo y de todos y que pagan con la vida, por circunstancias que le eran totalmente inocentes.  El pediatra es el agente natural, de estudio de esas circunstancias de su prevención, atenuación y corrección, para evitar los errores judiciales, por la muertes infantiles que en el día a día, se ven en Colombia.
esta variedad y estas circunstancias que hacen de la pediatría el área mas difícil de la medicina.
  El campo de acción del pediatra,  es sobre todo en los factores ambientales, el factor constitucional, o genético,  es mas difícil de abordar,  pero es posible atenuar o neutralizar en alguna de sus manifestaciones. El ambiente de la crianza es el mundo, ella es una especie de luna astronómica, de esas que captan la luz de las estrellas  a 24 años luz.  Pero no es preciso,  ir tan lejos para conocer,  las cosas que afectan a los niños, estos están dentro, de la misma familia, con los que conviven, con los vecinos, los animales, las guarderías, párvulos, objetos, infecciones virales, microbianas, accidentes, todo esto debe o puede ser la misión del pediatra,  de defender la crianza y de promover su mejor desarrollo. Hay que tener en cuenta los errores educacionales,  que tienden a crear en el espíritu de la crianza, un mundo diferente, al cual en que el,  de verdad va a vivir.  Existe un factor preventivo,  la alimentación de la crianza, en cuanto a la calidad, cantidad,  técnica de administración, y estar seguros que la dieta del pediatra ,es la que verdaderamente va llegar al estomago de la crianza, pero que,  en verdad tiene mas adhesión de las madres. La prevención de las patologías infectocontagiosa, la vacunación.
Mucho mas difícil es la prevención de la ansiedad o mejor de la atenuación de esta, como resultante de los sufrimientos en general, lo que se llama "Valle de lagrimas".  En general el pediatra encuentra grandes obstáculos en el ambiente de la crianza.  las condiciones físicas de la habitación, poca limpieza, arreglo de la casa, ausencia de patio y de jardín, escaleras con sobre huella estrecha, terreno húmedo, tiene influencia decisiva en la crianza. El bajo nivel económico de la familia es un obstáculo global de la actividad asistencial, en todo lo que tiene que ver, con la alimentación, medicamentos, juguetes, material escolar, seguridad social, etc.  Por otro lado el tipo de reacciones y relaciones afectivas entre los componentes de la familia, los padres entre si, los padres con los hijos, los hijos entre si, y con los padres, de ese juego de influencias mutuas y de la naturaleza emocional o de actitudes cualesquiera,  de raíces emocionales resulta en gran parte , la personalidad de la crianza, para proyectarse en la vida adulta. Por esto es importante además de los convivientes naturales, los convivientes ocasionales como, la empleada domestica, que cuida al bebe, y otros parientes. El trabajo en equipo evita la deterioración de una crianza que nació para ser feliz.  El índice de mortalidad infantil de un pueblo, es el espejo de su nivel de progreso, civilización y cultura.
La pobreza y la ignorancia están en la raíz de todas las cosas, que hasta ahora vimos,  todo lo que tiende a homogenizar la riqueza económica y espiritual de un pueblo, tiende a disminuir su mortalidad infantil. Esto no disminuye la actividad individual,  hasta de que no de, la seguridad social para salvar a las crianzas.  Nuestro papel como pediatra es doble, al lado de las crianzas enfermas, como ciudadanos, dando nuestra colaboración, en todo lo que pueda aumentar, los recursos sociales y mejorar la distribución, por esto necesitamos una contrarreforma de la Ley 100, y acabar una vez por todas con el aseguramiento y la intermediación, para que el nivel social se eleve. Con todo lo anterior significa que en nuestro país, la actividad pediátrica individual constituye una necesidad social relevante.
Bienvenidos todos los pediatras.
 
Por Griseldina pardo padilla, Neumóloga pediatra,
Fuente: http://www.pediatriaatlantico.org/articulos/funcionsocialpediatra.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada